Bombas de agua de riego

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Es importante tener en cuenta el sistema de bombeo de la bomba de agua que se pretenda utilizar para el riego. Un sistema de bombeo debe ser capaz de proporcionar la presión y el caudal correctos en el punto de riego. En los sistemas tradicionales, el agua se distribuye de la fuente de agua a una presión baja o constante, a partir de bombas que funcionan con una sola velocidad, siendo que la solución más simple es sobre dimensionar la bomba. Sin embargo, esto es un desperdicio – de energía, de agua y dinero.  

 

Se recomienda utilizar bombas de agua con velocidad variable capaces de ajustar la altura manométrica y el caudal para compensar cambios en los niveles de agua, reduciendo los costes  energéticos. Si se requiere filtración en el punto de captura de agua, los controles de las bombas de agua inteligentes garantizan que no se produzca una reducción de la presión en el punto de riego a lo largo del tiempo.

Bombas de agua para riegos modernos en la agricultura

Lo ideal es buscar soluciones de bombeo para riegos que reduzcan los costes energéticos, no perjudiquen la fuente de agua y mantengan una alta productividad.
Algunas competencias y tecnología de algunas marcas de bombas de agua garantizan una cobertura uniforme a pesar de la variación de las condiciones. En definitiva es conveniente buscar una bomba que ofrezca un bombeo eficiente, fiable y diseñado para funcionar a la perfección con las operaciones de agricultura moderna.

Independientemente del tamaño de la aplicación, existen bombas de agua que pueden proporcionar la presión y el caudal necesarios para el riego moderno de las actuales plantaciones agrícolas. Bombas de velocidad variable y controladores fácilmente integrados que reaccionan de forma automática a la variación de las condiciones y necesidades del riego.

Enfoques y soluciones de bombeo tradicionales en los cultivos

La captación de aguas subterráneas ha implicado habitualmente la utilización de bombas de agua sumergibles o bombas de turbina vertical capaces de traer el agua hasta la superficie para integrar en los sistemas de riego de los cultivos.

Para la captación de aguas superficiales, las soluciones tradicionales han sido bombas centrífugas en variadas configuraciones, bombas bipartidas y de aspiración axial.

Un sistema de bombeo debe ser capaz de proporcionar la presión y el caudal correctos en el punto de riego. La solución más simple es sobre el tamaño de la bomba, de modo que sea capaz de manejar el peor de los escenarios. Sin embargo, esto hace que la bomba nunca funcione en su punto de funcionamiento óptimo. Se suele producir una presión excesiva que consumirá demasiada energía.

Habitualmente, el agua se distribuye de la fuente de agua -sea de aguas subterráneas o superficiales de un canal o tanque de almacenamiento- a una presión baja o constante, a partir de bombas a funcionar a una sola velocidad.

Si una bomba está configurada para funcionar continuamente en el punto de funcionamiento máximo – por ejemplo, cuando se aproxima una curva – se produce un desperdicio de energía. La variación de los requisitos para un uso óptimo de la energía en una aplicación con pivote puede fácilmente ser solventada con una bomba de velocidad variable. Esto permite un mayor ahorro energético, manteniendo a la vez la presión.

El riego comienza con la captación de agua para el cultivo en aguas subterráneas o de superficie de un canal o tanque de almacenamiento. Una bomba de agua para riego se utiliza para la captación de agua y tiene que tener en cuenta la variación de las condiciones de externas e internas del suelo que afectan la presión y el caudal necesarios en el día a día, teniendo en cuenta también las estaciones del año, con más o menos cantidad de lluvia. [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]