Bombas de agua autoaspirantes

Las bombas de agua autoaspirantes se caracterizan por tener una mayor potencia que las bombas centrífugas convencionales. Por eso son ideales para la succión del agua a agrandes profundidades. Funcionan en posición horizontal y son ideales para el suministro de agua en casa, sistemas de riego, grupos de presión,etc..

¿Qué es una bomba de agua autoaspirante?

Una bomba centrífuga autoaspirante supera el problema de la retención de aire mezclando aire con agua para crear un fluido con propiedades de bombeo muy parecidas a las del agua normal. La bomba entonces se deshace del aire y sólo mueve agua, como una bomba centrífuga estándar. Es importante entender que por este motivo, las bombas autoaspirantes no pueden funcionar sin agua en la carcasa.

Así es como funciona:

Durante el ciclo de cebado, el aire entra en la bomba y se mezcla con agua en el impulsor. El agua y el aire son descargados juntos por acción centrífuga del impulsor en el depósito de agua. El aire tiende naturalmente a subir, mientras que el agua tiende a bajar.

El agua sin aire, ahora más pesada que el agua cargada de aire, fluye por gravedad hacia abajo en la cámara del impulsor, lista para mezclarse con más aire que entra en la línea de succión. Una vez que todo el aire ha sido evacuado y se ha creado un vacío en la línea de succión, la presión atmosférica fuerza al agua a subir a la línea de succión hacia el impulsor, y comienza el bombeo.

La recirculación de agua dentro de la bomba se detiene cuando comienza el bombeo. La próxima vez que se ponga en marcha la bomba, ésta podrá autocebarse, es decir, podrá volver a mezclar el agua y el aire en la carcasa para crear un fluido bombeable hasta que la bomba vuelva a estar completamente cebada.

Este tipo de bomba se diferencia de una bomba centrífuga estándar en que tiene un depósito de agua incorporado en la unidad que le permite eliminar el aire de la bomba y de la línea de succión recirculando el agua dentro de la bomba durante el ciclo de cebado. Este depósito de agua puede estar por encima del impulsor o delante del impulsor. En cualquier caso, la capacidad de autocebado de la bomba proviene de la capacidad de la bomba para retener agua después de la primera cebada.